IV. ENVEJECER BIEN

IV. ENVEJECER BIEN

Menú

La fragilidad precede a la discapacidad y a la dependencia, pero tiene la ventaja de que se puede revertir

Fragilidad y deterioro físico.

El síndrome de fragilidad se manifiesta con una disminución de la masa magra, fuerza muscular, resistencia, velocidad de la marcha, así como de la actividad física. El incremento de esta fragilidad contribuye al aumento de la incidencia de caídas y al riesgo de discapacidad, institucionalización y muerte.

Las principales marcas distintivas de la fragilidad son:

1

Pérdida de fuerza de la
presión palmar.

2

Sensación de
extenuación.

3

Pérdida de peso
no voluntaria.

4

Menor actividad física vinculada a una menor disponibilidad de energía y fuerza muscular.

5

Pérdida de la velocidad de la marcha.

Se identifican cuatro fases en la trayectoria del deterioro funcional:

1

Adulto mayor robusto.
Sin prácticamente trastornos, autónomo funcionalmente, sin deterioro cognitivo.

2

Prefrágil.
Con algún trastorno, velocidad de la marcha enlentecida y posiblemente con algún problema cognitivo.

3

Frágil.
Con mayor número de trastornos, frecuente la presencia de diabetes, deterioro cognitivo leve, alteraciones afectivas, puede haber pérdida de independencia para algunas actividades cotidianas.

4

Dependiente.
Deterioro cognitivo moderado-grave con gran carga de patologías crónicas y necesidad de otras personas para desarrollar actividades de la vida diaria.

Un modelo predictivo para la detección precoz de la fragilidad.

María
Jesús
boton_play
boton_play

María Teresa Moreno Casbas, directora de Investigación del Instituto de Salud Carlos III, explica en este vídeo la investigación llevada a cabo para el establecimiento de un modelo predictivo como posible modulador del envejecimiento en salud.

Más info
Menos info

El trabajo propone el uso de sensores de fácil utilización para una monitorización continua y proactiva de los ritmos circadianos, actividad física o patrones alimentarios en personas mayores, para detectar desórdenes en el cuerpo que podrían llevar asociados estados prematuros de fragilidad. Con la información recogida y el uso de tecnologías de inteligencia ambiental y big data se pretende implementar y evaluar un nuevo sistema predictivo, que pueda ponerse a disposición de la comunidad científica y de los profesionales de la salud, para la detección precoz y automatizada de estados de fragilidad en el propio entorno donde la persona mayor desarrolla su vida diaria.

Jesús Ávila de Grado, director científico del Centro de Investigación Biomédica en Red sobre Enfermedades Neurodegenerativas (Ciberned), expone en este vídeo la investigación llevada a cabo en el programa coordinado PredDetCog, que tiene como finalidad predecir el deterioro cognitivo y la demencia en personas mayores cognitivamente sanas.

Más info
Menos info

Este trabajo pretende estudiar la relación, si existiera, entre fragilidad y deterioro cognitivo durante el envejecimiento. Cuenta con la participación de un equipo de investigación multidisciplinar en investigación traslacional en enfermedades neurodegenerativas relacionadas con la edad, con expertos en disciplinas como la neurología clínica, la neuropsicología, la neuroimagen, la bioquímica, la genética o los biomarcadores. A través de esta investigación multidisciplinar se pretende hallar modelos predictivos que permitan el diagnóstico temprano de enfermedades neurodegenerativas como la enfermedad de Alzheimer.

Curiosidadcuriosidad

¿Quieres conocer los determinantes de la salud
según el informe Lalonde?

Ver respuesta

Marc Lalonde es un destacado abogado que sirvió como ministro de Salud y Bienestar Social en Canadá. En 1972 publicó las propuestas para una gran reforma del sistema de seguridad social canadiense.

La variedad de factores personales, sociales, económicos y ambientales que influyen en el estado de salud se conocen como determinantes de la salud.

Los determinantes de la salud caen dentro de varias categorías amplias:

  • Formulación de políticas
  • Factores sociales
  • Servicios de salud
  • Comportamiento individual
  • Biología y genética

Las interrelaciones entre estos factores determinan la salud individual y de la población. Debido a esto, es más probable que las intervenciones dirigidas a múltiples determinantes de la salud sean efectivas. Los determinantes de la salud van más allá de los límites de los sectores de atención de salud tradicionales y de salud pública; sectores como la educación, la vivienda, el transporte, la agricultura y el medio ambiente pueden ser aliados importantes para mejorar la salud de la población.

Ver informe Lalonde articulo flag-uk Conoce el estudio sobre el impacto del estatus de fragilidad sobre la salud y calidad de vida en personas mayores españolas link flag-es