IV. ENVEJECER BIEN

IV. ENVEJECER BIEN

Menú

El aumento de la longevidad en salud nos permite permanecer en nuestro hogar durante más tiempo

¿Vivir bajo el mismo techo?

La mayoría de las personas mayores quieren seguir viviendo en su hogar, en su espacio de vida, cerca de sus vecinos.

El aumento de la longevidad en salud hace que cada vez conservemos nuestra autonomía residencial hasta más tarde. En España, por término medio, esta se pierde entre los 85 y los 90 años.

¿Cómo podemos favorecer la autonomía residencial en la vejez?

Para poder seguir viviendo en mi casa necesito tener ingresos idóneos (hay una relación directa con la suficiencia de las pensiones, especialmente de las de viudedad) y poder cuidar de mí mismo (es relevante el acceso a adaptaciones de la vivienda y servicios domiciliarios).

Los hogares de
una sola persona son,
fundamentalmente,
hogares de
mujeres mayores

¿Un hogar bajo distintos techos?

En sociedades mediterráneas, los vínculos entre miembros de distintas generaciones son muy fuertes. Cuando viven cerca, funcionan como un hogar bajo distintos techos. Si no hay parientes cerca, las redes de amigos y vecinos se vuelven fundamentales.

Existen también innovaciones residenciales en la vejez, como las cooperativas de viviendas para mayores, cohousing, en las que se ofrecen apoyo mutuo y colaboración.

Curiosidadcuriosidad

¿Quieres conocer viviendas y sistemas alternativos de alojamiento para personas mayores de Europa?

Ver respuesta

En una sociedad que envejece, el acceso a la vivienda es una cuestión central y como tal debe afrontarse para ofrecer a las personas mayores alternativas que les permitan vivir en condiciones de dignidad y respeto de su autonomía.

Ver artículo articulo flag-es